Inicio CRITIQUES

CRITIQUES

Los aceites esenciales se han usado con fines medicinales durante décadas y se ha demostrado que limpian las toxinas del cuerpo. También están indicados para mejorar la capacidad del cuerpo para absorber nutrientes esenciales y vitaminas. Los aceites esenciales pueden ingresar al cuerpo a través de la aplicación, la ingestión o la inhalación de la piel (aromaterapia).

Cuando se aplican en la piel, los aceites esenciales se absorben y el cuerpo utiliza los ingredientes activos para un tratamiento terapéutico específico. Por ejemplo, se dice que la aplicación de una mezcla de aceite esencial que contiene jengibre reduce el dolor de la artritis y aumenta la flexibilidad.

Ingerir o consumir aceites esenciales no se recomienda y es aconsejable solo bajo el cuidado de un médico o médico capacitado. La ingestión de aceites esenciales puede causar efectos adversos para la salud, incluida la toxicidad para el hígado y los riñones, molestias gástricas y contraindicaciones al tomar otros medicamentos.

La forma más popular en que los aceites esenciales entran al cuerpo es inhalando su aroma a través de la nariz o la boca. Esto también se conoce como aromaterapia. Se dice que la inhalación de aceites esenciales afecta positivamente los sistemas olfativo y límbico del cuerpo. El sistema olfativo se relaciona con todos los órganos que contribuyen a nuestro sentido del olfato. El sistema limbico, también conocido como nuestro cerebro emocional afecta directamente nuestra frecuencia cardíaca, presión arterial, niveles de estrés, hormonas, respiración y memoria. Se dice que los ingredientes activos en algunos aceites esenciales cuando se inhalan viajan a los pulmones y mejoran nuestro sistema respiratorio. Según otros estudios, la inhalación de aceites esenciales tiene efectos fisiológicos favorables en el cuerpo humano en general. Otra investigación ha indicado que la forma inhalada de aceite esencial de cítricos promueve la relajación y el aceite de menta actúa como un broncodilatador. Estos hallazgos han estimulado una mayor investigación sobre cómo los aceites esenciales de cítricos y menta pueden beneficiar al rendimiento deportivo.

No hay publicaciones para mostrar